Recomendaciones para mantener tu casa sin goteras

thumbnail

No se necesita un huracán para causar daños importantes por agua en una casa. A veces, un pequeño y constante goteo de lluvia sumergida es todo lo que se necesita para arruinar una habitación. Por lo que puedes considerar una impermeabilización; hay varios lugares donde aplicarlo y a continuación te los mencionaremos. 

Techo

Una de las funciones principales del techo es mantener el agua fuera. Si el tuyo tiene una fuga, debes repararlo o reemplazarlo antes de que se produzcan más daños.

Para reducir el escurrimiento de agua del techo (y evitar que esta humedad llegue a los cimientos), puede ser útil un sistema de captación de agua en el techo sumado con un buen impermeabilizante de llanta reciclada. Estos sistemas recogen la escorrentía en cisternas, pozos o bidones. Esta agua de escorrentía se puede reutilizar posteriormente para fines de jardinería.

Un desviador de agua es otro medio de controlar el flujo de agua a medida que se drena del techo. Es simplemente una pieza de metal que funciona de manera similar a las canaletas normales.Así, el impermeabilizante de llanta reciclada que utilices, durará mucho más tiempo.

Otra forma de evitar la humedad es instalar un respiradero de cumbrera. Este es un respiradero especial que se encuentra a lo largo del borde superior de tu techo. Permite que el ático respire y puede ayudar a evitar que se formen presas de hielo y evitar el derretimiento inadecuado de la nieve.

Esperamos que estos consejos para mantener tu casa lejos del agua y la humedad te sirvan para no tener percances en esta temporada de lluvias.Si tienes otra recomendación, no dudes en compartirla.

Cimientos

Sellar los cimientos de tu hogar es una de las cosas más importantes que puedes hacer para mantenerlo funcional a largo plazo. Si la base no está sellada adecuadamente, la humedad puede entrar a través de las paredes y el piso, y eso puede provocar problemas como el moho.

Si estás construyendo una casa nueva, asegúrate de trabajar con un contratista que sepa lo que está haciendo y esté al tanto de los obstáculos particulares que plantea el entorno.

Si estás sellando una base que ya está dañada, no es una buena idea simplemente contratar a un personal de mantenimiento o rellenar las grietas y huecos tu mismo. En algunos casos, hacer esto solo puede lograr una solución temporal a un problema mucho mayor.

El primer paso que debes tomar es consultar a un ingeniero estructural para averiguar qué se debe hacer exactamente para mantener la integridad de la estructura. Este profesional debería poder decirte si el simple hecho de rellenar las grietas y huecos evitará daños futuros o si hay un problema mayor que debe abordarse.

Canaletas

Una de las formas más sencillas de impermeabilizar una casa es asegurarse de que los bajantes desvíen el agua a una distancia adecuada de tu propiedad. Esto puede requerir la reparación de las canaletas o la instalación potencial de nuevas con mejores bajantes. Las canaletas deben limpiarse con regularidad para evitar obstrucciones o daños mayores. Por lo general, este es un trabajo que debe realizarse anualmente o cada dos años, dependiendo de dónde vivas y cuántos árboles haya cerca de tu hogar.

Mira también: 7 consejos para renovar tu casa

Back To Top