Qué es la corrosión y por qué aparece

puerta-oxidada

La pintura para óxido es uno de los métodos de protección antocorrosiva para tratar las superficies que padecen este tipo de problemas. Sin embargo, debes de conocer el contexto de este fenómeno. Por este motivo, a continuación te explicamos qué es la corrosión y por qué aparece.

¿Qué es la corrosión?

La oxidación es un fenómeno que se produce de manera natural cuando los metales son expuestos durante un tiempo al agua y el oxígeno. Aunque muchos metales pueden sufrir alteraciones corrosivas, aquellos que más se oxidan con el paso del tiempo son el hierro y el acero.

La humedad es un factor que se encuentra siempre presente en mayor o menor medida, de tal forma que la oxidación es un fenómeno prácticamente inevitable en las superficies metálicas. Este factor climático influye en la transformación del metal haciendo que los átomos que conforman la humedad se enlacen a él, provocando esta reacción química.

Sin embargo, como se trata de un problema recurrente, la industria ha desarrollado diferentes tipos de tratamientos que aportan una dosis extra de protección frente a este fenómeno. Además, existen ciertas pautas y consejos útiles que puedes aplicar para evitar la oxidación.

Pautas y consejos para eliminar la corrosión con pintura para óxido

La corrosión puede evitarse con un producto sumamente eficaz: la pintura para óxido. Con ella puedes proteger superficies como los barandales de balcones y escaleras, vallas, puertas, pérgolas, ventanas, vigas, muebles de hierro y todo aquello que esté constituido por metal y, por lo tanto, que es susceptible de sufrir las consecuencias del proceso de corrosión.

Lo recomendable es pintar frecuentemente estos elementos del interior y exterior del hogar para lograr una protección y mantenimiento eficaz que, además, otorga una mejora estética logrando que luzcan como nuevos.

Un punto importante a considerar es que la pintura para metal es diferente a otro tipo de pinturas, como por ejemplo, aquellas que utilizamos para la decoración de muebles o sobre las paredes de nuestra vivienda.

Por tal motivo la preparación de las superficies debe hacerse de forma minuciosa, es sumamente relevante lijarlas para eliminar el óxido y toda la pintura, así como los restos que puedan quedar. Una vez totalmente limpia la zona, aplica en lo posible una capa de imprimación.

Ahora sí, después de estos pasos, ya podrás aplicar tu pintura para oxido preferida.

Con este artículo sobre qué es la corrosión, podrás considerar darle el mantenimiento adecuado a los metales en casa. Recuerda seguir la guía de aplicación del producto.

Relacionado:

Cómo evitar defectos al pintar

Back To Top