Maneras adorables de decorar la habitación infantil de tu bebé

thumbnail

Hecho: nunca es demasiado temprano para apreciar un buen diseño. Es posible que a tu bebé no le importe cómo se ve su habitación, lo que significa que su habitación es una de las últimas veces que puede tomar todas las decisiones, antes de llegar a esa etapa más espeluznante y tener opiniones, sobre todo. El cuarto de tu bebé será su primer hogar.

Este es el espacio que los acoge en el mundo, por lo que debe ser un ambiente acogedor, relajante y divertido lleno de maravillas. Por supuesto, la habitación de tu bebé también debe ser funcional y cómoda para ti. Por lo tanto, permite a las siguientes ideas para pintar tu cuarto, sigue los ejemplos y consejos únicos para cuartos de bebés que te van a facilitar y guiar en tu propio proceso de decoración. Pasteles clásicos, neutrales inesperados e interpretaciones modernas por delante.

Elige una luz divertida

En la habitación de bebé las piezas atemporales, como los sillones y el juego de sillas, las fotografías enmarcadas y la cómoda tradicional, le dan a la habitación un toque refinado que envejecerá bien. Para equilibrarlo elige una luz colgante caprichosa.

Invierte en muebles eternos

Intenta hacer decoraciones que se conviertan en un auténtico papel tapiz mural. Un sofá cama es un lugar acogedor para el lunch, y después puede ser la cama de una niña cuando sea grande, una especie de un nido para dormir. Los muebles elegantes, eternos y polivalentes son siempre una buena inversión.

Viste la mesa para cambiar pañales

Trata de lograr que cada elemento en la habitación este enmarcarlo con alegría, usa estantes flotantes y un soporte para juguetes como animales de peluche. Opta por una mesa para cambiar pañales con cajones en lugar de estantes abiertos para guardar lo esencial antiestético y busca que el espacio tenga un tono amarillo neutro.

Elige muebles divertidos

Hoy en día hay opciones como un mueble con forma de una casa de muñecas. Hay tantas opciones divertidas que puedes hacer que algo ordinario se convierta en algo emocionante e inspirador.

Elige una cuna interesante

La cuna no tiene que ser blanca o de madera. Puede tener un borde negro, o elementos eléctricos. Las capas de alfombras, papel tapiz original y cortinas de lino hasta el techo ayudan a suavizar el espacio. Pero lo más importante, nunca subestimes el almacenamiento en un cuarto para bebé. Las cestas y los contenedores son una buena opción y se pueden reutilizar a medida que el niño crece.

Relacionado:

Métodos populares de recubrimientos

Back To Top